Coco Schumann

 

Coco Schumann, berlinés y maestro del swing, llegó adolescente al campo de Theresienstadt. Fue allí miembro de los “Ghettoswingers”. En Auschwitz le salvó la música. En la puerta del campo tenía que tocar "La Paloma" cuando los niños caminaban hacia las cámaras de gas. No es nada extraño que a Coco no le guste pensar en la canción. “¿Qué culpa tiene la canción de que se abusara de ella?” dice.