Sigrid Faltin

guión y dirección
 

¿Cuántas veces estaré obligado a oir "La Paloma" en la película? Esta era siempre la primera o la segunda pregunta que me hacían cuando intenté entusiasmar a otras personas con el proyecto. Nadie de quienes han visto la película, hasta ahora, ha hecho esa pregunta; al contrario, en general, la reacción ha sido decir: podría haber escuchado aún bastantes más versiones. Puedo decir, por experiencia, que así empieza la adicción a "La Paloma". Incluso después de meses en la sala de montaje, encuentro momentos en los que descubro nuevos aspectos de esa melodía. Por suerte nadie puede aclarar cuál es el secreto de esa canción. Si no la hubieran imitado ya miles de veces. Lo que a mí me fascina es que, en cada país en el que estuvimos, "La Paloma" formaba parte de su cultura. Hay algo que nos religa más allá que nuestra religión o el color de nuestra piel: esta melodía. Un maravilloso ejemplo de la globalización que desearíamos: actuar globalmente, cantar localmente. Desearía , con estas historias de tres continentes, conmover y sorprender al espectador. Debieran, tras la película, salir silbando la melodía y preguntarse: ¿Cuál es, en realidad, mi versión preferida?

Sigrid Faltin trabaja desde hace muchos años como autora y productora para la ARD y la ZDF. Su última película producida internacionalmente „La baronesa y el Guggenheim“, sobre la artista alemana Hilla von Rebay, fue difundida en muchos países y ganó una medalla de bronce en el Festival de Nueva York de 2005. Sigrid escribió también sobre Hilla von Rebay una biografía muy estimada. Para el proyecto de "La Paloma" buscó una sólida colaboración y está feliz de haberla encontrado en Seppia. Los conocimientos de francés que le faltaban a ella los han aportado por triplicado los colegas de Seppia.
www.whitepepper.de